Especialistas en interiorismo en Baiona
Síganos en Facebook Visite nuestra tienda online

Categorías

Grifería empotrada

15/11/2018· Baños

Una de las tendencias de diseño de lavabo son los grifos empotrados. Habituados a los grifos de repisa, la grifería empotrada se postula como una tendencia que ha llegado para quedarse.

Con un aspecto renovado, materiales modernos y diseños de lo más minimalistas, los grifos situados en las paredes del lavabo se presentan como un concepto sorprende que aporta personalidad al baño. Pero, ¿es una buena idea optar por una grifería de este estilo?

En Iriarte Interior queremos sacarte de dudas y desmontar falsos mitos sobre este tipo de grifería, por eso te presentamos todas las ventajas e inconvenientes que tiene.

Ventajas de los grifos empotrados

Si estás pensando en hacer una reforma y darle un giro al estilo de tu baño, aportando una mayor personalidad, uno de los primeros aspectos en los que tienes que fijar son la tipología de tus próximos grifos. Dependiendo del tipo elegido, se verán afectados la distancia entre el caño y el lavabo y la profundidad.

La grifería empotrada se caracteriza porque los propios grifos salen directamente de la pared y no, como de costumbre, de la superficie del lavabo. Por lo tanto, esta grifería permite ocultar la parte más “fea” de la fontanería y solo muestra los caños y mandos.

Una de las mayores ventajas, que ya hemos comentado anteriormente es el estilo y la originalidad que aporta al lavabo. Los modelos de grifos son infinitos, por eso, es mucho más fácil dar con uno que cumpla todos los requisitos y permita reflejar tu personalidad en esta estancia de la casa. Modernos, minimalistas, vintage… podrás encontrar aquel que mejor combine con los otros elementos del baño.

El espacio que te proporciona también es algo a tener en cuenta ya que, al no estar instalado en el mobiliario, podrás aprovechar para colocar vasos, jaboneras, productos de higiene o elementos decorativos. Si optas por dejarlo libre, conseguirás una sensación de amplitud y agrandarás el baño, sobre todo si dispones de un baño pequeño.

Además, este cambio de grifería te aportará una mayor comodidad e incluso te facilitará el tan temido momento de limpiar el baño. Y es que al tener la encimera del lavabo totalmente libre, esta se verá más recogida y despejada.

Inconvenientes de los grifos de lavabo en la pared

Pero no es oro todo lo que reluce y los grifos empotrados también tienen su lado menos bueno.

Uno de los principales inconvenientes es que la instalación que hay que realizar para contar con uno de estos grifos es mucho más compleja y también más cara. Hay que tener en cuenta que un cambio de este estilo implica sí o sí realizar rozas o regatas en la pared, por lo que no te libras de una obra.

Eso sí, debes tener claro de antemano cuál es el modelo exacto que vas a colocar antes de que se inicien las obras para que su instalación se ajuste a la perfección al grifo elegido. Puedes apostar por un modelo monomando, es decir, aquellos grifos con un solo mando que regulan el flujo y la temperatura, o uno bimando con un mando para el agua fría y otro para la caliente.

Por otro lado, existe un falso mito que dice que este tipo de grifos salpican más que los convencionales. Pero esto no es del todo correcto ya que estos casos se dan cuando el grifo no es colocado a una altura adecuada con respecto a la encimera. Si calculas bien la distancia , no contarás con este tipo de problemas.

En definitiva, la variedad de grifos empotrados es inmensa y, dado que estamos ante una de las tendencias del año, existen fabricantes que nos ofrecen unas verdaderas obras de arte de grifos.

En Iriarte disponemos de toda clase de estilos, desde los más retro hasta los más contemporáneos. ¡Ven a visitarnos y no te pierdas los mejores diseños en grifos empotrados!

Carrito de la compra Visite nuestra tienda online Ir a la tienda